Desarrollo local y la construcción de territorios competitivos e innovadores


En cuanto a definiciones de Desarrollo Local, identificaremos la siguiente: “estrategia diseñada para mejorar el nivel de vida, económico y social de grupos específicos de población”.


Las principales corrientes que se originan son: Desarrollo Local Endógeno, Desarrollo Local Integrado y Desarrollo con un Enfoque Local que pueden, a su vez, reunirse en un solo concepto o modelo con las tres características.


El Desarrollo Local Endógeno se define como un proceso tendente a incrementar el bienestar de la comunidad mediante el establecimiento de actividades económicas y socioculturales utilizando básicamente o fundamentalmente sus propios recursos humanos y materiales. En este modelo, la iniciativa privada adquiere un papel preponderante por lo que se requieren nuevas fórmulas de colaboración empresarial y de participación social.


El Desarrollo Local Integrado hace especial hincapié en la integración de todas las potencialidades de aprovechamiento de los recursos existentes en la zona. En este modelo, se intenta minimizar la utilización de tecnologías externas, poniendo especial énfasis en la movilización y el desarrollo de los recursos humanos y en la consecución de un acceso más equitativo a los medios de producción y a una más justa distribución de la renta.


El Desarrollo Local abarca una política global que incluya aspectos de descentralización administrativa, organización de la población, ordenación del territorio y dotación de infraestructuras y servicios, etc.





Ahora bien, si ponemos atención, el corazón, nos esforzamos intelectualmente y reforzamos el ejercicio con observación e inteligencia, podemos razonar que en la realidad Guatemala carece de un desarrollo local preciso y ni hablar de competitividad territorial. Si bien, el concepto de “desarrollo local” es relativamente nuevo al igual que “competitividad territorial”, en un mundo globalizado y altamente competitivo, seguirá siendo insensato hablar de problemas tales como migración, pobreza, desnutrición y desigualdad sin poner en la mesa una acción legítima que germine desde los territorios y sus núcleos, siendo allí el escenario adecuado para generar los insumos de una propuesta a desarrollar y no desde escritorios en los cuales no pasa nada más que papeles.




Siguiendo con la parte conceptual, “competitividad territorial”, es un lenguaje cotidiano, ser competitivo significa “poder soportar la competencia del mercado”. Así pues, la competitividad territorial tiene a priori un sentido estrictamente económico. Pero, ¿se puede decir asimismo que es competitivo un territorio que produce por ejemplo, materias primas agrícolas muy baratas, en condiciones duras y sin prestar atención a su medio ambiente? – Esta pregunta lleva al sentido más profundo que se pueda plasmar del concepto competitividad territorial: una región – territorio- construye carácter competitivo, a la medida que afronta la competencia del mercado y logra garantizar al mismo tiempo la aptitud medioambiental, económica, social y cultural, usando LÓGICAS DE RED y de coyuntura interterritorial. Ampliando, la competitividad territorial se nutre de la asertiva inclusión de los recursos del territorio en la búsqueda de coherencia global. Así como la implicación de los agentes e instituciones, la integración de los sectores de actividad de una LÓGICA de y para innovación. La cooperación de los otros territorios y la articulación con las políticas regionales, nacionales y tener la capacidad de también internacionales para el contexto global.


La visión de un proyecto de territorio es pues un proceso orientado a hacer adquirir a los agentes locales y a las instituciones las siguientes capacidades, que personalmente le llamaría virtudes:

  1. La capacidad (virtud) de valorar y respetar su entorno, comprendiendo que debemos pensar en las generaciones venideras.

  2. La capacidad (virtud) de actuar y desarrollarse a sí mismos en conjunto, crear vínculos entre sectores de tal manera que se mantenga en el sitio el mayor valor añadido.

  3. Establecer relaciones con otros territorios (regiones guatemaltecas) y el resto del mundo, comprendiendo que se está andando un camino con propósito.




Cabe mencionar así que los soportes básicos que podemos citar para cualquier economía en un territorio, son el capital natural, el humano y el social.


Desarrollo local y la construcción de territorios competitivos e innovadores, requiere desarrollar capacidades competitivas vinculadas a políticas territoriales, esencialmente al ejercicio de una cultura territorial que integre los sistemas locales de empresas y que ayude a superar la situación de mayor deterioro en los territorios más atrasados. Es decir, si bien la competitividad hace alusión a empresarialidad, sólo las regiones (territorios) competentes y con la conciencia de serlo, son las que logran la generación económica justa y necesaria para sus pobladores, mitigando así los problemas latentes ya mencionados.


El tema es extenso, complejo y lleno de aristas, sin embargo la necesidad de abordarlo con sensatez, visión pero sobre todo con mucha lógica y empatía es imperante. Personalmente, siendo originaria de las Verapaces y trabajar en comunidades rurales, tengo la claridad que los territorios se convierten cada vez en un cúmulo de necesidades y complejidades que requieren atención y acción. Así mismo, como CEO de una incubadora y aceleradora de negocios, comprendo y vivo día a día las limitantes que genera el hecho de no ser competentes ni competitivos en ciertos temas, pero también puedo dar fe de los desafíos que se pueden ir superando cuando se tiene conciencia de la realidad, así también de la posibilidad de generar metodologías con pertinencia cultural que pueden ser asimiladas para avanzar.




En realidad, existe un anhelo personal de que tanto las instituciones del estado, cooperación internacional, sector privado y academia despierten a la realidad y se colmen de sensibilidad desde la observación objetiva y, puedan, promover un marco competente que conquiste descentralización real y genere desarrollo equitativo.


Entradas Recientes

Ver todo